El último de los 5 arrepentimientos

Y el último pero no menos importante:

"porqué trabajé tanto"

Siiii, porqué trabajé tanto? puede haber muchas respuestas y pocas serán: porque me hacía feliz


Encontrarás muchas excusas que pusimos para hacerlo, e inclusive excusas que ocultaban las verdaderas razones, por ejemplo, estar fuera de casa.

Si pensamos un poco podemos ver que, obviamente, para la gran mayoría nos es necesario trabajar, pero ¿dejar parte de u vida en eso? ¿para qué?


Piensa en las excusas que te pones para justificar el exceso de trabajo, estúdialas y sé sincero contigo. ¿Vale la pena?


Comencemos a tomar medidas, y dediquemos más tiempo a las otras cosas de las que nos arrepentimos quitándole ese tiempo al trabajo. Tiempo con seres queridos, disfruta las pequeñas grandes cosas del día a día y no te tomes tan a pecho esto de trabajar como loco, vive y honra tu vida que no sabes qué te deparará el destino mañana. Disfruta a tus hijos, tu pareja, tus amigos.


Porque ni la plata ni la fama te van a hacer felices.


Trabaja un poco menos por tu bien y mucha suerteeeeee.



Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Instagram